Ventajas De La Lámina Acanalada En La Contrucción

La lámina acanalada es frecuentemente utilizada en la construcción por su versatilidad y facilidad en la instalación, entre otras prestaciones que ofrece.

La lámina acanalada es un elemento que se emplea en la industria de la construcción para diversos fines estructurales, muchos de ellos en el sector habitacional e industrial. El uso frecuente de estas láminas se debe a que ofrecen una valiosa facilidad al momento de su instalación, además de ventajas en su desempeño.
Estas placas de acero o aluminio se someten a un proceso de tratamiento, en el que se son inmersas en zinc para darles el recubrimiento necesario que les otorgue resistencia y anticorrosión, e incluso en algunos casos, color.

Fabricación de la lámina acanalada de aluminio

Durante el proceso de fabricación de la lámina acanalada de acero o aluminio, esta es inicialmente limpiada con químicos especiales con el objetivo de retirar impurezas para, después, cepillarla y posteriormente pasar al proceso de calentamiento e inmersión.
Durante dicho proceso, esta lámina es nivelada y aceitada para lograr darle el acabado brillante y pulcro que las caracteriza.
Después de este paso, los fabricantes proceden a rolarlas para finalmente darles el acabado acanalado, según los diferentes perfiles que existen en el mercado y las necesidades de los clientes.

Ventajas de la lámina acanalada de acero o aluminio

Como se mencionó anteriormente, la lámina acanalada de acero o aluminio es muy utilizada en la construcción por la practicidad que ofrece, sin embargo, existen ventajas de este material que lo convierten en uno de los más usados en la industria de la construcción.

• Se adaptan fácilmente a las curvaturas en techumbres
• Evitan la acumulación de agua pluvial en los techos
• Son resistentes a la corrosión.
• Ayudan a mantener un clima interior estable
• Contribuyen a la reducción de las altas temperaturas en el interior de las estructuras
• Reducen el paso e impacto de los rayos UV

Lámina acanalada de PVC (Nuestra recomendación para todo tipo de proyectos)

Debido a los beneficios que ofrece este material, evolucionaron para ser fabricadas en otros materiales, incluso más resistentes y duraderos de lo que son el aluminio y el acero.
Es así como surgieron las láminas acanaladas de PVC. Resultando ser aún más resistentes por los beneficios que proporciona este polímero.
La lámina acanalada de PVC es ideal para utilizarse en la construcción de estructuras industriales como naves, galpones, criaderos de aves y cerdos, invernaderos, entre otros. Además de contar con la facilidad de poder emplearse con total éxito para el techado de obras con fines habitacionales.
Entre sus ventajas resaltan, además de la altísima durabilidad (más de 30 años de vida útil) que:

• No requieren mantenimiento
• Reducen el paso del ruido
• Son ligeras y de fácil instalación
• Reducen el paso de temperaturas extremas frías/calientes
• Se adaptan a todo tipo de superficies
• Altamente resistentes a la corrosión
• Son ignífugas